A spectos técnicos del Lector de Mapas de MiraMon®
   
 
14 de marzo de 2000

El Lector de Mapas de MiraMon es un programa de difusión gratuita que permite la visualización, consulta e impresión de mapas publicados en Internet o en CD-ROM. Los mapas han de haber sido generados con el Sistema de Información Geográfica (SIG) MiraMon dotado de una licencia específica denominada MiraMon Internet Map Publisher.

Datos con que trabaja el Lector de Mapas de MiraMon

Con el Lector de Mapas de MiraMon, la información distribuida a través de Internet o en CD-ROM tiene como elemento básico lo que denominamos ficheros MMZ, un formato comprimido que puede contener Mapas de MiraMon u otros documentos. Aquí, el concepto de "mapa" es mucho más amplio del convencional cuando imaginamos un mapa de papel. En efecto, un mapa pasa a ser un conjunto de capas digitales de información territorial, georreferenciadas, interrogables por posición (pinchando en cualquier punto nos dirá qué hay ahí) o por atributos (podemos pedir al mapa que nos encuentre un cierto elemento, como una depuradora, o un cierto fenómeno como las estaciones meteorológicas con temperatura media de enero inferior a 5°C), y que pueden tener cualquier otra información asociada: documentos de textos, hojas de cálculo, imágenes, gráficos, sonidos, páginas HTML, direcciones Internet o incluso otros mapas a su vez vinculados con otro microcosmos de información.

Cuando se genera un fichero MMZ para distribuirlo a través de Internet, tanto el contenido directo del mapa de MiraMon como todos los ficheros que estén vinculados a él serán incluidos en el mapa comprimido para que los usuarios puedan usarlos. En el caso de los vínculos a direcciones URL (Internet) el sistema se prepara de forma que, cuando el usuario requiere aquella información, será el Lector el que abrirá el navegador y nos llevará automáticamente a la página HTML adecuada. El fichero MMZ también incluye las características y parámetros que determinan la forma de visualizar, consultar e imprimir los datos.

El contenido básico de un mapa puede incluir datos de tipo ráster, vectorial, tablas de bases de datos o una combinación de estos elementos. En el caso ráster podemos difundir imágenes, como por ejemplo fotografías aéreas o imágenes de satélite, datos relativos al relieve, como por ejemplo modelos digitales de elevaciones del terreno o pendientes en cada punto del territorio, cartografía temática ráster, etc. En el caso vectorial podemos incluir elementos de tipo punto, como estaciones de muestreo o cotas altimétricas, entidades de tipo línea o arco-nodo, como curvas de nivel o redes hidrográficas o de comunicaciones, o entidades de tipo polígono, como zonas de usos o divisiones administrativas. En el caso de tablas de bases de datos tendremos informaciones asociadas a las entidades o a las posiciones espaciales como por ejemplo censos, estadísticas, otras tablas, enlaces a nueva información, etc. Como hemos dicho anteriormente, dentro de este último tipo podemos incluir cualquier tipo de documento informático o dirección URL (Internet) y tener acceso a él con un sencillo clic; simplemente es necesario que el propio Windows sepa con qué aplicación debe gestionarse un documento o una dirección URL y el Lector de Mapas de MiraMon también lo sabrá.

Obviamente no sólo se puede distribuir información ambiental, sino cualquier información relacionada (directa o indirectamente) con el territorio. Recordemos que cualquier información, aún no siendo estrictamente "cartográfica", puede verse beneficiada de esta filosofía si tiene una plasmación territorial. Un buen ejemplo de esto son los textos legales y otros documentos de texto asociados a un espacio protegido.

Un aspecto importante a tener en cuenta es que los datos que se ofrecen a través de un servidor de ficheros MMZ pueden ser la base para otros trabajos posteriores, lo cual da coherencia y facilita la realización de comparaciones y estudios desde diversas disciplinas. De esta manera, se evitan los problemas de inconsistencia o de introducción de errores producidos si cada usuario de unos datos, sean cartográficos o alfanuméricos, debe volver a introducirlos de nuevo en el ordenador. A la vez, la sinergia entre datos aumenta porque la información de un mapa puede ser combinada con la información de cualquier otro mapa.

Filosofía del sistema

La filosofía del Lector de Mapas de MiraMon no consiste en dar un simple volcado de pantalla o una pequeña selección de los datos, sino en ofrecer el acceso a los datos en si, a fin que el usuario los pueda consultar y explotar tan a fondo y tantas veces como desee. Como se ha comentado, los datos se distribuyen en un formato totalmente profesional, interrogable y, si se desea, clónico al de la información original.

Además, dado que se ofrece la totalidad de los datos, el usuario puede efectuar, si lo desea, la consulta en desconexión de Internet, sin problemas de tráfico en red y con menor coste. Así, por ejemplo, en casos en que un equipo de varias personas (profesionales, alumnos de una escuela) desean trabajar sobre los mismos datos, no es necesario que todos se conecten a Internet, sino que se puede hacer una sola conexión, copiar el material en un servidor de la red local y trabajar sobre la copia.

La generación y transferencia de la información se obtiene en base a los más avanzados algoritmos de compresión de datos, con el ahorro de tiempo y dinero que esto supone tanto en el tiempo de descarga (beneficio para el usuario) como en la disponibilidad del servidor (beneficio para el usuario y para el servidor de datos). El nivel de compresión de los datos depende del tipo de ficheros, siendo muy importante en el caso de ficheros ráster temáticos o de tablas de bases de datos e importante en el de ficheros vectoriales. La compresión de los ficheros de la web del Departamento de Medio Ambiente (DMA) de la Generalidad de Cataluña, por ejemplo, comporta actualmente una reducción de tamaño al 37% de su tamaño original.

Esta filosofía puede parecer inviable por la gran cantidad de información a transferir, pero realmente no es así. En otros sistemas se debe esperar la respuesta del servidor a una consulta, la generación de volcados de pantalla de decenas o centenares de Kbyte y su transferencia, para acabar obteniendo una simple vista de la información sin verdadera individualización de los elementos y sin georreferenciación. En cambio, el sistema MiraMon prepara un paquete con los datos que permite llegar a transferir ficheros menores o, como mínimo, permite transmitir un material mucho más rico, versátil y susceptible de interrogación. Una simple consulta a la web del DMA evidenciará lo que afirmamos. Por supuesto que en esta web también se encuentran ficheros grandes, pero ninguno no descargable con los sistemas de telecomunicaciones actuales de tipo más modesto; si, además, disponemos de accesos rápidos a Internet, tendremos en las manos todo el relieve de Cataluña a escala 1:250000 en menos de un minuto, con la precisión y riqueza de la cartografía topográfica digital, no como un dibujo. Debe subrayarse también que la capacidad de los discos actuales permite poner prácticamente cualquier información en un servidor, incluso organizándola en base a ámbitos temáticos o territoriales diversos.

Por otro lado, y respecto a otras estrategias actuales basadas en formatos gráficos que se deben descargar, descomprimir, traducir y adaptar antes de visualizar, el Lector de Mapas de MiraMon nos abre la puerta a toda la información con un simple clic, haciendo que en un continuo podamos saltar desde el navegador al Lector, a los zooms territoriales, a las consultas, a la combinación de capas, a la apertura de documentos de todo tipo y, de nuevo, a Internet si se desea, ofreciendo un entorno coherente e intuitivo, pero no por ello simplista, sino basado en un producto de elevadas prestaciones como MiraMon.

La filosofía de distribuir realmente los datos del SIG plantea la problemática de su integridad y autoría. Es por ello que cuando se prepara un fichero MMZ para Internet se incluye una certificación específica para aquel fichero, que afecta todas las capas y bases de datos que contiene. Dado que el Lector de Mapas de MiraMon comprueba la integridad del certificado antes de mostrar los datos, se ofrece al usuario de los datos integridad garantizada y autoría conocida.

Como hemos comentado, la transferencia de un fichero MMZ comprimido simplifica a 1 solo clic el uso de los datos por parte del usuario: el fichero es descargado, descomprimidos los elementos que forman el mapa y los documentos vinculados asociados, abierto y visualizado el mapa, todo de forma automática. A partir del momento en que se abre el Lector de Mapas de MiraMon y se empieza la descompresión ya se puede efectuar la desconexión de Internet si se desea.

A pesar que el sistema replica en un directorio temporal la estructura jerárquica necesaria para reproducir adecuadamente las necesidades de estructuración de los datos en origen, el usuario tampoco no tiene que borrar ninguno de los ficheros una vez consultados, sino que es el Lector de Mapas de MiraMon quien automáticamente lo borra todo al acabar. La eliminación del fichero MMZ que el software de navegación ha transferido y entregado al Lector es gestionado por la configuración personal del navegador del cliente, como en cualquier descarga automática en Internet.

A pesar del uso simplificado que acabamos de explicar, los usuarios avanzados, o los menos esporádicos pueden guardar en su disco duro los MMZ transfiriéndolos y guardándolos en directorios personales de su ordenador por los métodos habituales (botón derecho, etc). Una vez en nuestro disco duro, un doble clic desde el explorador de ficheros permitirá abrirlos de nuevo sin conexión a Internet. Si deseamos llegar a generar nuevos mapas por combinación de diversas capas y/o cambiar de coordenadas de visualización, es conveniente que previamente se descomprima el fichero MMZ desde el mismo explorador de ficheros utilizando el menú contextual del botón derecho del ratón. Si seleccionamos esta opción podremos abrir directamente los mapas descomprimidos (ficheros MMM) que encontraremos en el directorio donde los hayamos descomprimido o en un subdirectorio de éste.

Generación de mapas a distribuir

La generación de mapas a distribuir (ficheros MMZ) se efectúa directamente a partir de los Mapas (ficheros MMM) con que trabaja el SIG MiraMon completo. De esta manera, la persona que prepara un mapa para distribuir en Internet no tiene que hacer más que indicar que desea transformar el MMM a MMZ, sin necesidad de preparaciones o cambios de formato adicionales; esta filosofía resulta especialmente adecuada para los usuarios habituales de MiraMon, para los cuales publicar sus mapas en Internet resulta muy sencillo. Al transformar de MMM a MMZ tenemos el valor añadido que queda automáticamente preparada para transferir no sólo la información básica sino también las características y parámetros que determinan la forma de visualizar, consultar e imprimir los datos, los ficheros vinculados asociados, etc.

Dado que MiraMon lee de manera transparente o importa formatos como BMP, TIFF, GIS-LAN, IMG, VEC, DXF, E00 o DBF, se puede preparar un fichero MMZ que incluya datos originalmente provinentes de otros SIGs y gestores de bases de datos como por ejemplo ERDASÒ , Idrisi, AutoCadÒ , MicroStationÒ , Arc/InfoÒ , ArcViewÒ , dBASEÒ , AccessÒ , etc. Las capas cartográficas y las bases de datos incluidas en un fichero MMZ serán mostradas directamente por el Lector de Mapas de MiraMon. La capacidad de leer otros tipo de ficheros vinculados (hojas de cálculo, sonidos, etc) dependerá del software instalado en cada ordenador cliente, pero dada la estandardización de facto de ciertos formatos que prácticamente cualquier Windows instalado puede leer, habitualmente esto no supone ningún problema.

El proceso de compresión de un MMM a un MMZ ha sido concebido y programado con unas características destacables:

  • Genera los mapas a distribuir (MMZ) con independencia de las unidades de disco o de red donde están ubicados los diferentes elementos (capas rásters o vectoriales, bases de datos, documentos de cualquier tipo relacionados espacialmente, logotipos, etc). No es necesario que todos los elementos estén en el mismo disco y directorio, sino que pueden estar en cualquier unidad física (C:\, F:\, \\SERVIDOR\MAPAS) o relativa al mapa (..\..\...\Datos\Clima, ....\Datos\Clima).

  • El programa de generación de ficheros MMZ busca automáticamente todos los documentos relacionados con el Mapa de MiraMon y los incluye automáticamente dentro del MMZ para su distribución.

  • Además, también busca e incluye todos los documentos relacionados que estén citados dentro de las bases de datos (por ejemplo, si en un punto de una capa de información se hace referencia a un documento de Excel, también se incluye este en el fichero MMZ a distribuir). La persona que prepara un MMZ puede consultar en cualquier momento el listado de ficheros que contiene antes de su publicación definitiva en Internet.
Los ficheros MMZ se sitúan en el servidor, enlazados desde páginas HTML en la forma convencional en Internet. Exactamente la misma tecnología puede ser usada para distribuir información en intranets o sobre CD-ROM. De hecho, si se dispone de una web con mapas comprimidos y se desea generar un CD sólo se requiere pasar el contenido del servidor al CD (generando, si se estima oportuno, un fichero de autorun).
 
 

El programa

El Lector de Mapas de MiraMon es una aplicación muy pequeña (menos de 1 Mbyte el fichero EXE y alrededor de 2 Mbyte de disco de requerimientos mínimos), muy rápida, y que puede trabajar con ficheros grandes en tamaño y complejidad (2 Gbyte por fichero). El hecho de estar íntegramente programada en lenguaje C permite obtener un código de máxima eficiencia, que no requiere de hardware de altas prestaciones; de hecho, con sólo 8 Mbyte de RAM se puede visualizar cómodamente la mayoría de bases que ofrece la web del DMA. El programa está disponible en 3 idiomas: castellano, catalán e inglés y viene acompañado de un extenso manual y ayudas de cerca de 200 páginas.

El Lector de Mapas de MiraMon es una aplicación nativa de 32 bits que puede ser ejecutada sobre Windows 3.1x, 95, 98, NT, 2000, XP, 2003 Server y Vista corrent en plataformes Intel en plataformas Intel o compatibles (Cyrix, AMD, etc). En el caso de Windows 3.1x se debe disponer del extensor Win32s, gratuito en la web de Microsoft. Para aprovechar al máximo las características del programa y de los mapas, imágenes de satélite, etc que puede mostrar el programa, es importante configurar la tarjeta gráfica para un mínimo de 32000 colores.

Para instalar la aplicación debe transferirse un único fichero ejecutable, de 1.4 Mbyte. La instalación no necesita ninguna librería externa al propio Windows estándar, ya que se basa íntegramente en el API de 32 bits de Windows. Esto significa que no modifica el contenido de la carpeta del sistema ni de ningún otro directorio que no sea la carpeta donde el usuario ha decidido hacer la instalación y que tampoco modifica las carpetas del navegador porque no se trata de ningún plug-in sino de una aplicación autónoma que se coordina con el navegador cuando es necesario, pero que se puede utilizar localmente de manera independiente. Las únicas interacciones de la instalación con el Windows son algunos cambios en el registro para dar más flexibilidad y potencia al trabajo con los ficheros de MiraMon.

El Lector de Mapas de MiraMon trabaja con ficheros MMZ certificados y permite, entre otras capacidades:

  • Consulta por localización (identificar qué hay en cualquier punto) o por atributos (encontrar dónde se encuentra un elemento o fenómeno), tanto sobre capas rásters (1,8,16,24 y 32 bits, extra-comprimidos o no) como vectoriales; las capas vectoriales tienen verdadera topología. Se pueden obtener estadísticas básicas de las consultas.

  •  
  • Superposición automática de capas gracias a que trabaja con información georreferenciada (en doble precisión).

  •  
  • Sincronización geográfica automática de varias ventanas a fin de, si se desea, ver el mismo ámbito en algunas de las sesiones del Lector abiertas cada vez que se efectúa un zoom, desplazamiento, etc.

  •  
  • Zooms por diferentes criterios. Desplazamientos laterales.

  •  
  • Una amplia variedad de posibilidades de visualización y simbología.

  •  
  • Visualización de tablas de bases de datos (MiraDades) con funcionalidades de ordenación y búsqueda.

  •  
  • Creación de composiciones profesionales para realizar impresiones de alta calidad en cualquier tamaño de papel. Incorporación fácil, a través del portapapeles (copiar y pegar) y con toda su calidad original, en aplicaciones de ofimática (Microsoft Word o Powerpoint, CorelDraw, FreeHand etc.). Alternativamente, se pueden generar metaficheros mejorados (EMF) o bitmaps de Windows (BMP) de alta resolución.

  •  
  • Control de la escala de visualización; conocimiento de la posición (coordenadas UTM, etc, y geográficas).

  •  
  • Un acceso sencillo a la información, basado en menús de diferente nivel de complejidad y una barra de botones para las funcionalidades más típicas (zoom, reordenación de capas, búsqueda, etc). La utilización básica se aprende en minutos.
El Lector de Mapas de MiraMon se basa en el Sistema de Información Geográfica y software de Teledetección MiraMon, un programa desarrollado por Xavier Pons y colaboradores. Xavier Pons es profesor del Departamento de Geografía e investigador del Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales (CREAF) de la Universidad Autónoma de Barcelona. MiraMon cuenta actualmente con más de 2000 usuarios registrados en 14 estados del mundo y es utilizado anualmente por cientos de estudiantes en cursos de licenciatura y de tercer ciclo en varias universidades.

MiraMon dispone de funcionalidades profesionales no incluidas en el Lector, como opciones avanzadas de análisis espacial, digitalización y estructuración topológica, rectificación geométrica de imágenes de satélite y fotografía aérea, cambios de sistema de proyección cartográfica, proceso batch, etc. MiraMon es imprescindible para generar ficheros MMZ para publicar en la web.

En diferentes momentos del su desarrollo, MiraMon ha contado con el soporte del Departamento de Agricultura, Ganadería y Pesca (DARP) y del Departamento de Medio Ambiente (DMA) de la Generalitat de Cataluña. El desarrollo del Lector de Mapas de MiraMon ha sido decididamente apoyado por el DMA a partir de diseños e ideas previas del equipo de Xavier Pons sobre distribución de datos SIG en Internet y en CD.
 
 

Direcciones y enlaces web de interés:
 
 
Proyecto MiraMon
Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales (CREAF)
Universidad Autónoma de Barcelona.
08193-Bellaterra

E-mail: contacte@miramon.uab.es

Lector de Mapas de MiraMon: http://www.creaf.uab.es/miramon/mmr

MiraMon: http://www.creaf.uab.es/miramon

Primera Web con información distribuida en formato MMZ: http://www.gencat.es/mediamb/sig